Stock bovino tuvo caída menor a lo esperado en 2023, a pesar de sequía – Rosgan

708
Vacas/ Pixabay

A pesar de una severa sequía, Argentina reportó una disminución menor en el stock bovino al cierre de 2023 de lo que se esperaba, con 52.783.892 cabezas, un 2,7% menos que en 2022, explican desde Rosgan.

La categoría más afectada fue la de vacas, con una reducción de casi 600.000 cabezas. Sin embargo, el número de vacas enviadas a faena en 2023 aumentó a un récord de casi 3 millones, el más alto desde 2009.

Las provincias más afectadas en términos de pérdida de stock fueron Santiago del Estero (-5,8%) y Córdoba (-5,3%), seguidas de Corrientes, Entre Ríos, Santa Fe, Buenos Aires y La Pampa. A pesar de esto, hubo un dato alentador: la cantidad de terneros logrados por vaca en stock fue solo un 2,9% menor que en 2022, siendo el segundo mejor dato en 15 años.

La eficiencia reproductiva mejorada permitió un «porcentaje de extracción» del 26,8%, frente al 24% previo, amortiguando el impacto de la mayor faena sobre el stock nacional. El desafío para el próximo ciclo es aumentar la producción de terneros por vaca para lograr una recuperación del stock nacional con menor faena.